LA LLEGADA A CASA

Previamente a la llegada del gato a casa, deberíamos tener en el domicilio una serie de utensilios imprescindibles para el animal: un cajón para que haga sus necesidades, un comedero y un bebedero, un cestillo para dormir, un rascador, y algún juguete. 

 
Lo más importante es que el gatito pueda explorar su nuevo entorno con tranquilidad. Si ya tienes otros animales, no fuerces el encuentro y no interfieras. Deja que se conozcan cuando ellos quieran y a su ritmo.   Escoge una habitación con acceso permitido durante todo el día para colocar la bandeja de arena.

 

Los tres o cuatro primeros días, la comida y el agua estarán cerca de esa habitación, con el fin de que el animal no tenga que recorrer grandes distancias para encontrar lo que necesita. Intenta proporcionar al animal un lugar calentito, cómodo y resguardado de las corrientes de aire donde pueda refugiarse y descansar, pero no esperes que éste sea el lugar definitivo que elija para dormir.   

LA ALIMENTACIÓN

Antes de nada deberías informarte de qué está comiendo el gatito, nosotros les ofrecemos en su alimentación royal canin, para pequeños royal canin babycat 34 y para los mas grandes hair & skin 33 , ya que si realizamos los cambios de alimento muy bruscamente corremos el riesgo de provocarle problemas intestinales.  Es muy importante proporcionar a los animales un alimento adecuado a su edad y estado fisiológico, especialmente cuando están en pleno desarrollo. La comida casera no es recomendable puesto que puede resultar incompleta, desequilibrada e incluso ser perjudicial. La comida comercial, por su parte, está especialmente formulada para cubrir las necesidades nutritivas del gato. 

EL BAÑO:

Al gato no le gusta el agua. Por esta razón, es importante habituarlo al baño desde su mas tierna edad, alrededor de los tres meses.

 

Hay que comenzar por llenar la bañera con algunos centímetros de agua, a 36 ó 37 ºC e introducir lentamente al gato en el agua, hablándole y acariciándolo para tranquilizarlo.

 

A continuación, se moja delicadamente el cuerpo del animal, utilizando un pequeño vaso, sin dejar de acariciarlo y evitando verter agua en los ojos y los canales auditivos.

Una vez que el gato está bien mojado, se le puede aplicar un champú especial para gatos. No hay que utilizar nunca champú para seres humanos, ya que no es adecuado para los felinos, en efecto, no solo el pH de la piel humana es diferente sino que además el gato podría intoxicarse al lamerse. Hay que frotar bien todo el cuerpo, insistiendo en las zonas de las patas, la cola y el vientre.

 

Una vez que se ha aplicado bien el champú, se enjuaga al gato con la ducha y luego se repiten las mismas operaciones. El enjuague es un momento importante, durante el cual es preciso estar atento para que no envié el chorro de la ducha a los ojos o a las orejas.

Luego lo envolvemos en una toalla seca y tibia, y se lo frota vigorosamente para eliminar el agua. Posteriormente se pasa un pequeño trozo de algodón (no usar bastoncillo de algodón) por el conducto auditivo, para absorber el aguaque que hubiese podido penetrar a pesar de las precauciones que se han tomado.

 

Al gato no le suele gustar demasiado el uso del secador de cabellos, dado que el ruido y el aire le molestan, pero si el animal ya está habituado al secador, no habrá problemas. Es conveniente utilizar un aparato de relativamente baja potencia, evitando dirigir el fluyo de aire hacia los ojos o las orejas. Secar bien el pelaje de todo el cuerpo, sin olvidar el vientre, las patas y la cola.

Es muy importante el cepillado antes y después del baño, mediante el cual se eliminan los pelos viejos que, por el hábito de higienización del gato mediante el lamido, sí no es cepillado frecuentemente, ingieren pelos y al realizar esta acción pueden formarse pilobezoares en el ap de materia fecal en el colarato digestivo corriendo el riesgo de producir obstrucciones intestinales.

 

 

LA HIGIENE:

la caja de arena de su gato se debe limpiar diariamente para evitar que su gato haga sus necesidades fuera de la caja. Deseche los desperdicios.  Lave caja completamente con agua tibia y vinagre o jugo de limón.  Añada aproximadamente 1 ½ pulgadas de arena higiénica, preferiblemente inodora. Asegúrese de que la caja de arena se encuentre en un lugar apropiado.  A los gatos no les gusta hacer sus necesidades cerca del lugar donde comen o donde duermen, así que ponga la caja lejos de estos sitios.  Debe estar en un lugar accesible y tranquilo.  Si el gato es nuevo, puede alejarse por unos días y puede que no tenga deseos de investigar el resto de la casa, así que ponga la caja en un lugar cercano al sitio donde el gato se esconde. Si tiene varios gatos, coloque varias cajas de arenas.

CUIDADOS DEL PERSA:


EL BAÑO:


 

El baño de los gatos a veces es fundamental para mantener su pelo limpio y sano, en especial para los gatos de pelo largo. También en épocas de muda, el baño junto con el cepillado diario servirá para ayudar a eliminar esos pelos muertos .

Estos baños se deben realizar más o menos 1 vez al mes.

Lo ideal es acostumbrar al gato al baño ya desde muy pequeños, eso facilitará las cosas ya que se habituará pronto a esta rutina. Debemos tener en cuenta que el baño nunca debe de ser un proceso traumático para nuestro felino, por eso debemos de hablarle en tono suave y cariñoso con el fin de tranquilizarlo.

 

Algunos puntos importantes al baño:

  • Debemos de tener ya preparado todo el material: toalla para el secado posterior, champús para gatos y acondicionador opcional, y el agua ya lista y a su temperatura correcta (ni muy fría ni muy caliente).
  •  También es muy importante darle un buen cepillado antes del baño y asegurarnos que va a la ducha sin ningún nudo en su pelo
  • después del baño el gato debe de quedar completamente seco, para evitar que su pelo tenga humedad, y enferme.

EL PEINADO:


 

 

El peinado debe de ser diario. Siempre debemos de tener un momento al día para cepillar y peinar a nuestro gato. Cuando se acostumbre le resultará agradable y esta será la mejor forma de que no se le enrede el pelo y consecuentemente no aparezcan los indeseados “nudos”.

 

 

Los peines más recomendados son como los que aparecen en la foto, de puntas largas y finas que harán que penetren bien y nos permitan retirar todo el pelo muerto.


LA LIMPIEZA DE OJOS Y NARIZ:


 

Muchas veces estos gatos lagrimean en mayor o menor medida dejándoles pequeñas legañas de debemos de limpiar bien por dos razones: por estética (especialmente los gatos blancos o más claritos) y por higiene. Es recomendable limpiarles bien los ojos todos los días (mínimo una vez al día) ya sea en el momento del peinado o a primera hora de la mañana al levantarnos.

 

Para la limpieza utilizaremos únicamente: algodón de desmaquillar, o toallitas de bebés sin alcohol.

 


LA LIMPIEZA DE OÍDOS:


 

Se debe de realizar más o menos cada15 días aunque es verdad que hay gatos que producen más cera que otros. 

Para ello se pueden utilizar bastoncillos de algodón, pero limpiando sólo la parte externa del oído y prestando atención a no meter el palo dentro del pabellón auditivo pues podríamos romper el tímpano o causar una infección.

 

 

También lo podemos hacerlo con toallitas especiales que podemos encontrar en la clínica veterinaria o con toallitas para bebés (sin alcohol)

 


CORTE DE UÑAS:


 

Debemos aprender a cortarle las uñas nosotros mismos sin necesidad de tener que acudir al veterinario ya que será menos estresante para el gato. Cortárselas con cierta frecuencia evitará posibles arañazos y evitaremos que tenga la tentación de afilárselas constantemente con algún mueble o sofá de la casa (si le cortamos las uñas e instalamos algún rascador para que él pueda rascar, esto no llegará a suceder)

 

Para cortárselas podemos utilizar unas tijeras especiales que podremos encontrar en cualquier clínica, tienda especializada o a través de Internet.

 

 

Sólo debemos de cortar la punta de las uñas, prestando especial atención a no tocar con las tijeras la parte rosada que veremos a trasluz de la uña, que es donde se encuentran los vasos sanguíneos (si esto llegase a ocurrir o a tocar esta parte rosada, no hay que alarmarse, en breve se cortará esa pequeña hemorragia).

 

Con una pequeña presión sobre sus dedos, sacaremos la uña para así poder verla mejor y poder cortarla más fácil.

 

Si el gato se pone nervioso es mejor esperar a que se tranquilice (muchas veces lo ideal es hacerlo cuando el gato está tranquilo, casi dormido)

 


EL AGUA, BEBEDERO Y SU ALIMENTACIÓN:


 

 

 

Uno de los problemas que nos encontramos con el agua, es que el gato se “mojará” al beber dentro de los bebederos convencionales, metiendo las patas dentro del agua y mojando todo el pelo del collar que tanto tiempo nos ha llevado lavar-secar-peinar.

Consecuentemente uno de los inconvenientes al dejar el pelo del collar mojado es que el pelo se oxidará y se tornará un color oscuro y feo (especialmente en colores claros) además de facilitar los nudos y enredones.

Para evitar esto es muy común utilizar bebederos como el de la foto, que tengan la parte de beber el agua lo más pequeña posible, para que el gato solo pueda meter en ella el hocico.


 

 

 

Nuestros gatos se allimentan con pienso de primera gama, royal canin kitten, y mother & babycat   que se puede encontrar en cualquier tienda o clínica especializada para masacotas.

El gato siempre debe de tener a su disposición  el pienso seco, y opcionalmente, se le puede administrar como apertitivos comidas húmedas para gatos, y cuando son pequeñitos se le pueden dar comidas mas sanas como jamon de york un par de veces al dia .